ASOCIACIÓN CORAJE

Malagón

ASOCIACIÓN CORAJE MALAGÓN

Asociación de Personas con Diversidad Funcional

La ASOCIACIÓN CORAJE MALAGÓN nace en abril del año 1999, cuando un grupo de personas con discapacidad y sus familiares deciden que la unión de la fuerza es necesaria para lograr una mejora en la calidad de vida de las personas con discapacidad de la localidad de MALAGÓN.

En el año 2005 y tras mucho esfuerzo se abren las puertas del CENTRO OCUPACIONAL CORAJE, dando la oportunidad a 15 usuarios con discapacidad intelectual para lograr su integración social y laboral. Desde entonces hasta la fecha, han sido muchos los profesionales que están trabajando por y para estos chicos y chicas con un montón de capacidades. Los talleres que actualmente hay en funcionamiento, aparte del entintado de Cuentos del Picogordo, son: papel maché y serigrafía.

Objetivos

  • Lograr el equilibrio y la conciliación entre tres grandes objetivos generales:
    – la integración social y laboral,
    – el fomento de la autonomía e independencia personal y
    – la calidad de vida y el bienestar de la persona.
  • Que cada uno de los usuarios consigan el estilo de vida deseado, los máximos niveles de libertad, control, empoderamiento y autodeterminación posibles sobre su vida. Nuestra forma de trabajo se centra en la Planificación Centrada en la Persona (PCP).

Principios

  • Autonomía: La persona ha de tener control sobre su propia vida, es decir, debe actuar con libertad. Este principio el más crucial de todos ya que hace referencia al reconocimiento de la capacidad de autogobierno de las personas con discapacidad para tomar sus propias decisiones y, por tanto, elegir libremente y sin coacciones externas entre diferentes opciones y alternativas.
  • Diversidad: El centro debe permitir, como metodología de trabajo, que los usuarios/as muestren sus preferencias y puedan elegir ante opciones diversas relacionadas con procesos cotidianos que les afecten. Además, la planificación de programas y apoyos deben tener en cuenta este criterio y, así hacer una oferta diversificada capaz de componer un abanico amplio de posibilidades. Entre los programas relacionados con el aprendizaje de habilidades se contemplará siempre la capacitación para posibilitar la expresión de preferencias y deseos para tomar decisiones.
  • Participación: La persona tiene derecho a estar presente en la toma de decisiones que afecten al desarrollo de su vida. Principio íntimamente ligado con el anterior, ya que no se puede avanzar en el proceso de afirmación y de autodeterminación si no se está presente en los procesos de toma de decisiones.
  • Interdisciplinariedad: Hay que promover la participación de los usuarios/as en el centro. El Centro ha de fomentar una política participativa de las personas con diversidad funcional llevando a cabo programas de desarrollo de habilidades para la participación y desarrollando sistemas y cauces que la garanticen. Todo el proceso de intervención ha de concebirse desde el concepto de trabajo en equipo, en el cual todos sus integrantes actúan con metodología interdisciplinar. Todos hemos de actuar desde unos valores y objetivos compartidos y mediante una metodología y actuaciones coherentes con los mismos.
  • Globalidad: Este principio ha de presidir todo el proceso de intervención, entendiendo éste desde una dimensión sistémica donde interactúan los diversos agentes del proceso: persona con discapacidad, educadores, familia, ambiente y contexto comunitario. Asimismo, la intervención ha de dirigirse hacia un desarrollo global de la persona, contemplando tanto las capacidades instrumentales de la misma como las emocionales y relacionales.
  • Individualidad: Todas las personas con diversidad funcional son iguales en cuanto al ejercicio de sus derechos de ciudadanía, pero cada una de ellas es única y diferente.
  • Atención personalizada y flexibilidad: La atención y el Plan Individualizado de Atención (PIA) tienen siempre en cuenta el estilo de vida de la persona, respetando sus preferencias socioculturales. La intervención debe ser personalizada de modo que el desarrollo de los programas específicos de intervención den ajustada respuesta a las diferentes y cambiantes necesidades de apoyo que presenten las personas a lo largo de su estancia en el Centro de Día Coraje. Es el centro el que ha de adaptarse a las necesidades específicas de los usuarios/as y no viceversa, ofreciendo, dentro de las posibilidades reales, planes funcionales adaptables, programas diversos e intervenciones personalizadas. La flexibilidad ha de ser una constante en los planes funcionales de los usuarios/as y los programas que desarrolla el centro.
  • Normalización e inclusión social: Las personas con diversidad funcional son miembros activos de la comunidad y ciudadanos con derechos. Por ello, han de tener acceso y posibilidad de disfrutar de cuantos bienes sociales y culturales existan en igualdad con el resto de la población.
  • Independencia y bienestar: La persona que presenta grados importantes de afectación y discapacidad tiene derecho a recibir apoyos que mejoren su situación de dependencia y su bienestar subjetivo.
  • Prevención y rehabilitación: El recurso debe favorecer la inclusión de las personas. Hay que evitar crear un centro monográfico, diferenciado en función del grado o tipo de discapacidad. Es importante ofrecer programas diferenciados y diversificados que se adapten a las necesidades heterogéneas del colectivo, posibilitando a cada usuario/a la incorporación a los programas en función de su situación actual y los apoyos que precisen. NOS NEGAMOS A SEGUIR LA CREENCIA ERRÓNEA sobre la ineficacia de la intervención en las personas gravemente afectadas y, por ende, proponemos un reajuste permanente de los objetivos, siendo la calidad de vida el eje que debe vertebrar nuestros programas. Afirmamos que siempre es posible restaurar o descubrir capacidades y prevenir el incremento de la dependencia.
  • Respeto a la propia dignidad: Las personas que presentan alguna discapacidad tienen derecho al respeto de la diferencia y al de su propia dignidad.
  • Incorporar valores éticos en la atención: La ética profesional ha de estar siempre presente en todo el proceso de intervención. Se trata de que la práctica profesional esté impregnada de un gran respeto a los derechos humanos, donde se defienda la privacidad, la dignidad, el respeto a la diferencia y a la libertad personal a la vez que desechar actitudes sobreprotectoras y actuaciones que puedan caer en la infantilización de las personas adultas con discapacidades.

Equipo de entintado

Antonio Díaz Miguel

A Antonio Díaz le encanta utilizar los colores de forma espontánea. Al mezclar las tintas se siente «científico». El coloreado de cuentos le relaja y le hace sentir especial. Desde hace un año, de forma autónoma no ha parado de ilustrar diferentes personajes conocidos. Está encantado por formar parte del proyecto de coloreado de cuentos; y, como él nos dice: «es como una terapia para mí, pintar desde el corazón es lo que me hace verdaderamente feliz».

Jesús María Fernández

Jesús María nos dice que «siempre pinto muy bien, pero no pinto muy bien cuando me equivoco». Su interés, su sonrisa y sus singulares pinceladas de cada mañana hacen que sus cuentos sean verdaderamente especiales.

Luis Miguel Zapata

A Luis Miguel Zapata le encanta utilizar los colores al ritmo de la radio. Nos cuenta: «lo que más me gusta es colorear pájaros, superhéroes y superheroínas, porque me hacen soñar». Su forma de colorear los cuentos destaca por la gran personalidad del estilo que le caracteriza.

Tomás Rincón

A Tomás Rincón le gustan los libros y eso se evidencia en su delicadeza al colorearlos. Durante el proceso nos ha confesado que es pintor porque tiene buenas experiencias pintando. Ahora él se describe como «mago» porque puede hacer colores.

Toñi Moya

A Toñi Moya le encanta colorear desde los doce años. Nos explica que «hay que aprender a pintar para hacerlo muy bien». Ella dice que realizó máscaras, cuadros y ahora cuentos. «Soy una artista», asegura. Le encanta pintar flores.

Si desea saber más sobre ASOCIACIÓN CORAJE MALAGÓN pinche aquí: (asociacioncoraje.com).

Para más información:
Ronda Eras s/n
13420 Malagón (Toledo)
926 80 24 26
coraje.gestion@hotmail.com

Miembro de